martes

A la orilla de mi cama...

Y, sentada en la orilla de mi cama
de espaldas a la ventana que da a la nada
un vecino asomará la vista
y la mía al Universo
al Universo de tus ojos,
al uni-verso (así es mejor)
de tu piel
y de tus pasos.
Hoy mi ambiente es una playa en invierno
un chocolate “inencontrable” en la despensa,
a la orilla de mi cama,
en mi playa en invierno
con un día por comenzar y una noche por soñar
una carta por escribir
un poema sin firmar
el chocolate por morder
y dos te quiero frente a mi taza de café
y tres, y cuatro.
Sin azúcar es mejor…
Y, de vuelta son las seis
solitaria
con un amor aislado de papel
un uni-verso en tinta azul
una playa en invierno.

Y te amo,
sentada a la orilla de mi cama
se me hace tarde
que ya son las seis con dos…

y ya es la hora del café.

1 comentario:

Orlando dijo...

A las actividades del dia a dia, logras darle un toque de belleza y singularidad.
Felicidades por tu blog. Ahorita bebo un cafe humeante sin azucar... es mejor.