sábado

¡¡¡UN AÑO!!!

Pues resulta que estoy muy molesta con mi mala memoria. Los días 28 de cada mes, son (¿eran?) importantes para mí; un 28 es día de San Juditas, un 28 me separé, un 28 hubo un tráfico del mal, un 28… (suspiro…) pero, TODO SE ME OLVIDÓ (sólo me acordé del tráfico del mal). Además, si sumas 2 + 8 es igual a 10, que es igual al número de seguidores que me siguen. (pongan cara de asombro).

El pasado 28 de octubre, cumplí UN AÑO de llevar esta intentona de blog, y, ¿qué creen? SE ME OLVIDÓ. Ya me deprimí. José dice que eso significa (muy lindo él), que no es necesario marcar el número del acontecimiento importante, que todos los días son importantes. Sí, pero no. SÍ, porque en realidad TODOS los días SON importantes e irrepetibles, pero NO porque siempre tenemos, cada quien, NUESTRAS fechas importantes. Un cumpleaños, un aniversario, el día de San Juditas, el día en que abro mi blog, por ejemplo. (Ayyyy, me sigo deprimiendo…)

Bueh…, ya que me confesé, me enojé y me deprimí, quiero agradecer a toooooooooooooooooooooodos (los diez) lectores de mi bitácora (me siento como Seño México), sin ustedes, nada habría sido posible… (ajá...), pero siempre es reconfortante llegar y ver que hay un visitante o comentario nuevo en la bandejasss (eso sí). Gracias por seguir mis intentos de poeta de banqueta; alguien me dijo sabiamente por ahí que tengo el talento más no la técnica. Seguiré en la búsqueda de ella, ojala la encuentre pronto. Empecé este blog sin nada claro, y sigo sin nada claro aún (a pesar de las 154 entradas). Gracias a los que me tienen en su lista, gracias a los que guglean algo y llegan de puritita casualidad, gracias a los ya me tienen afecto, gracias a los que llegan de otros blogs, gracias a quienes leen con una tacita de café a un lado, gracias al amor, al desamor, a la pasión, a la verdad, al desasosiego, a la esperanza, al sexo, a la tristeza, a la vanidad.

A TODO y TODOS los que forman parte de esta bitácora en línea que es parte de mí desde hace UN AÑO (cuatro días) ¡¡¡MIL GRACIAS!!! Acá seguiremos hasta que no sigamos.



(Aquí, deberían entrar los aplausos).



10 comentarios:

Alfonso dijo...

Maria! me declaro un adicto a tu blogg, lo descubri y no puedo dejar de leerte. gracias por regalarnos parte de tus historias y tus sueños. mil gracias.

Hernández dijo...

Te mando 28 besos y 28 abrazos… Felicidades…

Exenio dijo...

Que así sea... CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!! CLAP !!!CLAP !!! CLAP !!!

Gaby García dijo...

Okidoki then... aqui te van los ¡Hip hip hurra! ¡Hip hip hurra! y por supuesto ¿escuchas esas palmadas? Sí son aplausos para ti... ;o)

Enredada dijo...

mirá que te sigoooo!!!
FELICIDADES Y GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS, TUS LECTORES TODO LO QUE SOS Y DAS...
MIL MILLONES DE BESOS!

Apostillas literarias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

María.
Muchas felicidades, realmente es un gusto conocerte, tienes un encanto especial. Gracias por compartir tus sentires con los demás.

Horacio R.

Clarice Baricco dijo...

Aplausos por el aniversario.
Esperando nunca dejes de escribir.
Tus letras son especiales para mí.
(Yo cumplí en agosto y algo pasó que no dije nada).
Celebremos pues...

Abrazos.

Graciela

Chubasco dijo...

Gracias por tu espacio !!!!!!!

Dr JJ Estrada dijo...

en verdad la cafeina puede estimular el cerebro, causarnos además de insmonio, claridad de pensamiento, y sobre todo un buen momento para tus lectores, que vamos siendo varios poco a poco.

vas por el mundo describiendo lo sencillo complicadamente, y y haces que las complicaciones dela vida diaria parezcan salvables y sencillas, por como lo vives tu.

felicidades por tu blog.