martes

Eco


Sus mejillas
Tu aroma
Su voz
Granos de café
Dos polos
Una historia
Tus dedos en el remolino de su pelo
Un beso no anunciado
Tus manos
Sus pechos castos
Saliva
Su sexo
Un último aliento
Amores mentirosos
Silencios
Luna llena
Un adiós

¡Asesino!

Mataste a su mirada desahuciada de amor...

7 comentarios:

Enredada dijo...

me dejaste sin palabras.
asesino...asesino...
un abrazo

gabriel dijo...

Asesina! me mataste

Anónimo dijo...

Es intrigante la fuerza en la simplicidad del texto. Te felicito.

Horacio

María dijo...

Enredada:
Tus visitas siempre son muy alentadoras.
El adiós es el asesino de la mirada desahuciada del amor...

Gabriel:
Cada día morimos y renacemos de a poquito...

Horacio:
Sip, de ello se trata; qué lindo que te gustó...

sinpnig dijo...

gracielita por el comment, andamio sin camara, por eso no mas public, ojala pueda volver pronto, aunque dudo (haciendome caco, quiza). saludo.
no entendiste una guampa, no?

María dijo...

Sinpnig:
Claro que entendí tu comentario..., soy políglota, hablo... emmm... eg...
ese idioma raro... es clarísimo.

Y no es guampa, sino GUAPA... je je

Saludos

Clarice Baricco dijo...

Apasionado Eco.



Me he tomado un café gratamente. Se pasa el tiempo pero no se olvida lo linda que es tu casa.

Recibe abrazos.