lunes

¿Cómo llegaste?


¿Cómo habrá llegado a mí tu rostro?
Tú escoge:
lleno de flores, de fragancias,
de sabores...

¿Cómo llegaste a mí?
Si tu retrato sólo abarcaba hasta tus hombros...
Si tus ojos me veían a medias
Si tus manos jamás me saludaron...

Quizá todo afloró
flotando por los aires
como el virus que busca un cuerpo
alguien desprevenido
alguien con la guardia baja...

Tus pupilas raptaron a las mías
Tus manos se enlazaron con mis manos
y me llevaste de paseo,
a dar la vuelta en círculos
con tus pupilas fijas en las mías
y mis manos engranadas en las tuyas

En el mareo del vuelo emprendido
con la velocidad y su inercia
ni tus manos, ni las mías
se quieren ya soltar...

El caso es que llegó a mí tu rostro
lleno de finezas
de semejantes sutilezas
con palabras las defino

y en amor quizá, el más divino...

5 comentarios:

Hernández dijo...

Hola, María.
Me gusta mucho tu blog. Me gusta cuando escribes textos con humor –aunque no lo haces muy seguido–, pero también me gusta tu poesía en prosa. Debe ser halagador que a alguien le dediquen palabras acomodadas en la forma en que tú lo haces... De hecho te confieso que más de una vez he llegado a fantasear con ser el destinatario de ellas...
Te envío un saludo afectuoso.

Lau dijo...

Amiga.

Cierto, tu blog es lindo, haces de las palabras una bonita conjugación y leerlo es como platicar contigo.
Como persona eres admirable y hermosa; pero eres por mucho mejor como amiga.

Eres la mejor. Y estás bien loquita.

Pau Llanes dijo...

¿Y por qué no olores-sabores-colores? Una ensalada de pétalos de flor, por ejemplo... A mí me encanta la de pensamientos: verduras frescas, apio, gajos de naranja y mandarina, trocitos de mango, zumo de naranja ácida, uvas pasas o sultanas, almendras y piñones tostados, y pétalos de pensamientos azules o violetas... Ummm... está deliciosa... me pediste que eligiera, ¿no?... Un beso... pau

Ramón dijo...

Quién conociera a María amaría a María...

Yo también me declaro fan. Te imagino leyendo eso que escribes para mí.
Además estás hermosa. Lo que daría por conocerte.

María dijo...

Hola, José.
Gracias por tus palabras; me gusta que te guste.
Me complace mucho que el desfile de letras cumpla con su objetivo: la fantasía; el imaginar que es el amado quien le pone voz al conjunto de letras y hace de ellas una experiencia única e irrepetible logrando mover y erizar hasta el vello más finito de tu piel. Es la prueba de que se puede descongelar el corazón ya violáceo y acostumbrado al frío invernal.

Llegó la primavera, sea Usted bienvenido a cubrirse con la frazada que le tiendo y que no tiene intención más perversa que arrancar un suspiro...

Lauriux. Hola!!!.
Ya tiene tiempo que no sé nada de ti.
No´mbre, pos, graaacias. Si crees que así platico y que así soy como amiga, me has dado una alta dosis de alegría.

Loquita? Yo?

Eres acaso una NO loca?


Pau. Hola
Gracias de nuevo por tu visita. Conque ahora es una ensalada fresca, eh? Ya hay historia?
Saludos!!


Ramón. Hola gracias por pasar y por la calidez de tus comentarios.

Tienes blog?

Saludos