lunes

Aunque no creas...

Siento mucho encontrarte como te encontré...

Chapoteando.

Fingiendo que no pasa nada, cuando pasa todo.

Cuando te sientes solo y descuidado.

Cuando olvidaste decir “te amo”, o simplemente no sabes como decirlo sin hacerlo sonar turbio.

Siento haberte encontrado muerto de frío y temblando, en la oscuridad de la calle desierta, bajo un cielo gris

Siento haberte encontrado acostumbrado a la soledad y a imaginar el amor, sin traducirlo en AMOR.

Me duele en el alma encontrarte con las alas rotas y seguir en el intento de volar a sabiendas de no poderlo lograr.

Siento haberte encontrado asfixiado, queriendo jalar una bocanada de oxígeno y teniendo de conformarte con el aire viciado de tu ciudad.

Siento el encontrarte en soledad, lanzando destellos apenas perceptibles gracias al hacedor de luz cansado que hay en tu interior.

Pero, siento felicidad de caminar a tu lado, siempre a tu lado

Paladeando sinsabores del pasado…

Engullendo los sabores del presente…

Preparando los platillos del futuro…

1 comentario:

Satiago dijo...

los platillos como el amor, son delciosos mientras se comen; cuando ya hay saciedad comienza la indigestión. Disfrútalo y que él te disfrute. Un beso. Buen blog.