miércoles

¿Sí?

¿Alguna vez les he contado que mi palabra favorita es ?

Pues .

, es mi palabra favorita. Chiquitita, simple, sin ostentaciones, ni rimbombancias.

Y es que, parece sencillo el camino hacia la afirmatividad, pero no lo es tanto. Habemos quienes nunca decidimos, no sabemos de certezas, de síes; siempre la pasamos esperando señales de aprobación, como si aparecieran de pronto dentro del refrigerador o debajo de la cama. Es disfrutable el casi, el creer que se puede, primero poniendo un pie y luego el otro.

La ecuación es sencillísima:

deseo + ¿puedo? + lo intento = SÍ

Es tan bonito decir que , que si se miran al espejo, éste se dibuja con una tenue (casi imperceptible) sonrisa.

El , por sí mismo, es un cuerpo prendido; son dos letras de luz fortísimas.

No es lo mismo un ajá, o un mhjmm o un oquei que un lleno de seguridad.

, se vale escribir sobre lo ya escrito.
Y reescribirlo de maneras esperanzadoras, o divertidas.
, se vale tejerlo y destejerlo todo de nuevo.
, se puede diseñar, construir, desear.
, se vale equivocarse.
, se puede perder una.
Pero , existe la manera de encontrar el camino.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y si cuándo preguntas algo te contestan "Por favor"?

Exenio dijo...

No pus sí...

María dijo...

Anónimo:
El "Por favor" en las respuestas representa una afirmatividad muuuucho más elevada, porque da indicios de ser un deseo compartido...

Exenio:
... ¿o no?

Alfonso dijo...

Hola Maria !

Si!

Yo sabia que de nuevo encontrariamos en este laberinto Cibernetico palabras que se convierten en historias, de esas que te arrancan una sonrisa o te invitan a soñar. ¿Si? Gracias por tus historias...

Fraga dijo...

Sí, sí, sí...

para siempre sí!!!!!!