miércoles

Imposibles

En la vorágine de mi mente, en esa masa gelatinosa de tonos grises tres veces traicionera -como en mezcladora-, el NO casi se me convierte en un SÍ. El deseo me confunde para transformarse en duda eterna. Sé que todo tiene un derecho y un revés, pero al parecer en mí todo es al revés y lo revés es lo derecho. Algunas veces mis certezas se nublan, mis debilidades son más fuertes, las emociones ceden ante las razones (y al revés). El sentimiento queda sometido ante los hechos porque son los hechos los no cambiables. Digo con franqueza sí y me conviene decir no; lo uno y lo otro me gustan; lo uno y lo otro son opuestos; lo uno y lo otro son iguales. Quiero ambas cosas y no quiero ninguna. Soy gris, (ni blanca, ni negra), soy tímida, soy insegura, soy miedosa, soy lenta.

Soy química rara que todo lo que toca lo transforma en imposibles.

5 comentarios:

Exenio dijo...

click !!!

Hernández dijo...

La fantasía abandonada de la razón produce monstruos imposibles: unida con ella es madre de las artes y origen de las maravillas.

María dijo...

Exenio.

Justo ayer revisaba entradas muy antiguas y tú has comentado en cada una de ellas... MIL GRACIAS


José.

Qué bonito comentario este que me haces, y muy cierto sin duda.

Está padre tu avatar...

un beso

Gaviota dijo...

No se porque me suena.. me suena, igual le pasa a una amiga de una amiga mía.. Te digo lo que te diría Benedetti: Estás jodida y radiante, quizá mas lo primero que lo segundo y también... viceversa.

HURACAN dijo...

veo que el café une gente común...soy adicto a la cafeina, soy extraño, raro, no me busquen que los decepcionaré...

Haber si pasas y te tomas una tazita de café por mi blog.

Suerte!!!