jueves

Quise escribir algo aquí,

y no pude.



Una lágrima nació en mi ojo izquierdo,



rodó
.
.

.

.

y,

al pender de mi rostro

como equilibrista

se abandona
.
.
.
.

y,

al caer,

actúa en homicidio


a la reclusión.

8 comentarios:

Dr JJ Estrada dijo...

wow... te entendí perfectamente la escena.. es más casi pude verte... poco antes de leerte escuché "una furtiva lágrima".. original de enrico caruso, pero esta vez cantada por Luciano Pavarotti.. en fin, no sé quien, que, o porqué tu aparato lagrimal parió una hija más, pero si la distinguiste entre otras tantas, debió ser especial. en todo su significado.

saludos.

Jordy dijo...

Vaya, una entrada de madrugada bastante agradable. Ya lo decía Quevedo, "lo bueno, si breve, dos veces bueno". Excelente poema. Me encantó leerte.

Anónimo dijo...

Estàs bien, nena?

Adr

Exenio dijo...

Acá quise escribir un comentario y tampoco pude...

.
.
.

...V_V

AliciaNatalia dijo...

Tal vez las cosas que nacen, solas de la soledad absoluta, sin premeditación, y solo van, son las mejores.
Me encantó eso que escribiste. No tengo más que decirte, y esperaría sentir lo que tu sentiste, pero hoy?, creo que no.

Abril dijo...

Sentí lo que has escrito... gracias, muchas gracias por compartirlo.

Clarice Baricco dijo...

Me encantó.
La lágrima escribió por ti.

Abrazos fuertes preciosa.


G

Xénit dijo...

Estoy segura de que tienes algo qué ver con Cassany...o que has leído al menos uno de sus libros.

Estoy segura que das clase en una escuela de redacción para principiantes.

Me gusta tu blog. Mucho.