miércoles

El cambio.

Desde mi nueva casa veré autos pasar
y ojos mirando para adentro.
Ya no más comodidad
ni café humeante por la mañana
(ni cafetera tengo).

La pregunta es si tendré la frescura y la fuerza
para disfrutar del cambio,
o me quedaré escarbando paredes
cada vez que mire por los cristales de la nueva casa…

(solo espero tener mesa para cuatro de vez en vez)

5 comentarios:

Exenio dijo...

Con eso (mesa pa'4), si no... paraditos...

Dr JJ Estrada dijo...

Asi se empieza. Siempre es una odisea las mudanzas, e ir conociendo cada rincón y poco a poco llegar a impregnar de ti esos espacios.

Saludos María, y felices fiestas.

Hernández dijo...

¡¿Ya te cambiaste?!
Y no me avisaste. Dame tu nueva dirección y tu nuevo número, ¿no?

Yo pongo la mesa...

gustosculpables@gmail.com dijo...

Mucha suerte con el cambio. Siempre hay que ver el lado divertido.

Anónimo dijo...

Te he buscado por todas partes para invitarte a una conferencia que daré en hoy!!!! y me encantaría verte ahí. Es a las 7pm en Estación Indianilla (CC).

Te mando un beso. ¿Me avisas? Me voy yendo, es tarde.
Adr

Pd. Admiro tu decisión, eres formidable.