martes

Rompecabezas

De niña: unicornios y fantasías
demasiada imaginación, decían...

De adulto: historias inventadas
esquizofrenia avanzada...



Cómo hacer a un lado
al tirano del orgullo
de la estupidez y sin razón
al delirio que enardece;
crece y empobrece.


(y todo lo que termine en "eSe")


No quiero decir “lo siento”
porque sí ha sido mi intención
desde el fondo del abismo emerjo
intentando jalar aire,
cerrar los ojos, y saber pedir perdón

Dicen;
que nunca es tarde
Digo;
que ya lo es...

8 comentarios:

Enredada dijo...

Sentir que es tarde, nos pasa seguido, decirte que no lo es es reiterar lo que no querés escuchar...
tu escrito es genial, es una manera de sentir, de sentirnos los que pasamos por esas vivencias...
pero sabés? tenes el don de hacerlo, de mostrarlo... entonces, no es tarde.
mil besos

Exenio dijo...

Por cierto, qué hora es???

Apostillas literarias dijo...

Yo si creo que a veces ese "ya es tarde" existe. Al igual creo que las cosas siempre pasan por algo...

Muchos saludos, Maria.

Sergio Velazquez Leon de Guevara dijo...

Muy buen texto, Maria.
Imprimes esa desesperación que se siente al tratar de enmendar cosas que se hacen sin pensar.
Larga vida a Maria!!

Sergio

Jorge Arce dijo...

Me gustan mucho tus reflexiones cafeínicas. La forma en que vivimos el tiempo es como sabemos si ya es tarde... muchas veces lo es. Un abrazo

Zona dijo...

Creo que no es tarde; lo que es claro es que después nada es igual. A veces es mejor. Bien por el par de frases con las que abres el texto.

Un fuerte abrazo, María

Nómada planetario dijo...

También yo aposté por la imaginación, por recrear un mundo paralelo, no me arrepiento ni me disculpo por ello.
Saludos.

Anónimo dijo...

Esaaaaaaaa, siempre tan imaginativa.
Aparte de bella, agraciada, talentosa y simpática; una maravillosa amiga.

Mil años que no te apareces, pero nunca es tarde

Te queremos fabulosaaaaaa