lunes

Mio

Es completamente mío
el placer de arrullarme en tu vientre
simular paquetes de caricias
que recorren mi sonrisa y la parten a la mitad
con un beso frágil de cristal
en la noche profanada del 28.

El orgasmo es mío
estremecer mis manos al tocarte
humedecer mis labios al besarte
de a poco
hasta el amanecer
para desfallecer y renacer
tibia aún, sobre tu piel…

2 comentarios:

Sergio Velazquez León de Guevara dijo...

Muy bello María.
"El orgasmo es mío
estremecer mis manos al tocarte
humedecer mis labios al besarte
de a poco
hasta el amanecer
para desfallecer y renacer
tibia aún, sobre tu piel…"
Es un poemilla que te invita a reflexionar de mil maneras, desde las más sencillas, hasta las más intensas, pasando por un erotismo muy cautivador.

Enhorabuena

María dijo...

Sergio. Gracias, de eso se trata; echémos a volar la imaginación..., con dosis de erotismo apenas perceptible para los sentidos. Saludos.