domingo

Ódiame

Ódiame cuando mis ojos no tengan brillo;
cuando mis palabras te causen ruido.
Cuando todo sea más importante
y que no sea compartido…

Ódiame cuando el beso no sea tierno,
cuando deje de ser chispeante,
y sea sólo un contacto de dos bocas
que se buscan por mero compromiso…

Ódiame cuando no sostenga tu mirada,
cuando no atesore tu pensar en mí,
cuando el detalle no sea sorprendente...

Ódiame cuando te deje de creer.
Ódiame más cuando mienta
y me haga de otras compañías.

Odiame, cuando mi mano esquive a tu mano
y mi cuerpo no vibre al saberte cerca.

Ódiame cuando ya no te admire,
y ódiame cuando ya no ría...

¡Ódiame, sí, ódiame!

Porque para ese entonces…


Te habré colgado en el olvido.


7 comentarios:

mj dijo...

ME HA GUSTADO LEER ESTE BLOG, CUANDO TENGA TIEMPO VOLVERE, UN SALUDO.

AdR dijo...

Me ha gustado tu poema, pero ... no sé, la palabra odiar nunca la utilizo es como demasiado fuerte cunado se habla de buenos sentimientos.

Si me permites la voy a cambiar por "ámame"

Besos

Enredada dijo...

Es bello ese poema... y no coincido con el cambio con ámame, porque si olvidaste.... se haría doloroso amar.

*Gina Halliwell* dijo...

¡Hola! Me encantó el final de este texto.
Gracias por pasar por mi pupitre. Nomás aclaro que si con "los comentadores" te refieres "anonymous", "FaiRyTales" y demás, con excepción de Anita no existen :D jaja, son ciberpersonajes de mi cibernovela (Eterno Domingo), o sea que son los amigos de la Mónica Ferrand, personaja salida de mi imaginación. 'Ora sí que "nomás aviso" porque ya varios lectores me han preguntado por esos comentarios, que si son reales y que si Mónica está basada en mi rivala literaria más tontis pero no jajaj, nada que ver.
A'i nos leemos.

Anónimo dijo...

TE ODIO

s/n, s/e, s/d dijo...

odiame por piedad yo te lo pido,
odiame sin medida ni clemencia,
odio, quiero mas que indiferencia,
porque el rencor hiere menos que el olvido.
¿trio los panchos?
saludo

Cinthya dijo...

No lo cambiaría por ámame ya que no hay más sentimiento que abrazar. Creo que si se puede llegar a odiar cuando se ama demasiado pero no se puede amar cuando se odia. Bonito blog.