sábado

Te cuento

Cruzamos miradas,
de esas largas, pausadas, silenciosas.

Nos hicimos de confesiones mutuas.

Conectamos los sentidos desde otra dimensión.

A los dos minutos me gustaste,
mantra te volviste.

Me agradas per sé...

Mirarte se comprende en adicción;

pues mirarte más deseo
y tal es el riesgo concebido en mí,
ya que al dejar mirarte,
mi deseo en mirarte más,

es creciente...


Estamos ahí ambos;
regalando a cuentagotas momentos.


¿Qué sientes al ser objeto del deseo?


Arrojo la carne al asador,
para tatuar tu nombre
Acá en mi epidermis.

Dispuesta para aventarme a volar sin alas

Corremos el riesgo de caer,

pero también de aprender a vivir...

10 comentarios:

aus dijo...

Y son esos riesgos los que olvidamos correr, porque en verdad valen la pena.

Te visito por primera vez, y no quise parsar sin dejar huella.

carla_sanchez_vid@aol.com.mx dijo...

Lindo, muy lindo. Lo robaré para mi amado.

Gracias María por tus letras, un saludo desde Perú

Carla

Anónimo dijo...

Muy bonito, dichoso él.

A.

Pau Llanes dijo...

Te leo nuevamente, seguro que vas a ser una adicción, lo presiento... Te he puesto entre mis lecturas obligadas, así no pierdo tiempo cuando tengo "mono" de tus letras... (hermoso poema, intenso, y a la vez melancólico)... Qué bueno encontrarte... saludos... Pau

pepelepunk dijo...

la casualidad (y algunos clics) me trajeron a su sitio donde hay evidentes muestras de talento e inspiracion

aunque no he leido todos, noto que sus textos son abigarrados como vitrales: algunos palpan, rosan lo etereo, y otros, lanzan la realidad como ladrillazo

con lo anterior quiero decir simplemente que me agradaron

ya le agregue en mi hi5, espero poder estar en contacto con ud

siga bien

*saludos*

María dijo...

Aus:
De pronto por el temor, cobardía o quizá poca fe, pero al final del día caes en la cuenta que ha valido la pena correr el riesgo.

Gracias por hacerte presente. Espero no sea por última vez.

Carla:
Desde Perú? Qué bien!
Gracias, llévatelo y dáselo a tu amado, para eso es.

A.:
Dichosa yo.
Vuelve pronto.

Pau Llanes:
Gracias por considerarme adictiva y más gracias por agregarme a tu "blogroll".
Intenso y melancólico, hoy eso hay acá adentrito...

María dijo...

Pepelepunk:

Je, je qué simpático nick!

Sí verdad? Benditas casualidades!
Gracias por tomarte el tiempo de comentar.

No he recibido aviso en el Hi5, de pronto el sitio está loco...

Saludos

Marcelo Munch dijo...

Tus letras evocan, contemplan, cautivan. Tus letras abrazan. Tus letras seducen.
Tus letras son enormes. Este último texto es tan solo una prueba. Gracias de verdad por compartirlo.

Hernández dijo...

Creo que el riesgo de caer, e incluso la caída misma, implican aprender a vivir...

María dijo...

Marcelo:

Hola, seas bienvenido acá a las charlas de café, con café o para el café...

Aduladoras tus palabras, sin duda alentadoras.

Gracias por dejar rastro.


¡¡José!!

¡¡¡Gusto el mío de que andes por acá comentando!!!

Welcome back!!!

Pues yo me lanzo al vacío como Kamikaze en virtud de desenpolvar las alas..., en una de esas se aprende a volar.

Abrazos